Preparando la maleta para mi primer viaje en bicicleta

Preparando la maleta para mi primer viaje en bicicleta

Parece mentira que ya hayan pasado más de 6 meses desde que comenzara uno de los viajes más fascinantes en los que he tenido la suerte de participar.

¿Recordáis ese recorrido en barco y bicicleta por Bélgica y Holanda del que os hablé en el mes de junio? Pues bien, puedo asegurar que ha sido una de las experiencias más increíbles que he tenido. Era la primera vez que visitaba Bélgica y Holanda y la primera vez que hacía un viaje en bicicleta.

Es difícil destacar qué es lo que más me gustó de la experiencia, pero una de las cosas que más me llamó la atención fue la sensación de libertad, la cercanía con cada sitio que visitábamos. Una sensación muy diferente a la que experimentas cuando llegas en coche o autobús. La bicicleta te permite formar parte del paisaje, del lugar, del recorrido. Además, se podría destacar también la tranquilidad con la que fuimos descubriendo pueblos, calles y praderas. ¡Y por supuesto el buen clima que se generó en nuestro grupo desde el primer instante!

Desde que regresé de esta aventura no he parado de animar a mis amigos y conocidos para que participen en una ruta similar. Pero claro, son muchas las dudas que surgen a la hora de organizar un viaje así, en especial en lo que se refiere al equipaje. Por eso, en este post voy a contaros qué llevé yo en mi maleta para mi primer viaje en bici. ¡Seguro que después de leerlo tú también querrás formar parte de los viajes por Otros Caminos!

Mi primer viaje en bicicleta. ¿Qué llevar?

El barco en el que nos desplazábamos proveía de todo: toallas, sábanas y comidas. Por lo tanto, mi maleta para viaje en bici debía contener solo lo indispensable para pedalear y pasear con comodidad.

En primer lugar, ropa adecuada para la bicicleta. Como el viaje duraba 8 días, calculé que 2 culotes debían ser suficientes. Así tendría tiempo de lavar uno si surgía algún inconveniente. Varias camisetas de deporte y sudaderas ya que el tiempo en esta zona es un poco inestable.

Preparando la maleta para viajar en bicicleta

El equipaje deportivo acababa con unas zapatillas deportivas para la bici, pues íbamos a hacer unos 40 kilómetros diarios sobre ella, con un cortavientos y con guantes de ciclista.

El siguiente paso fue preparar ropa de paseo y los complementos. Decidí llevar un calzado cómodo para los momentos de turismo a pie, así como unas chanclas y un bañador por si nos dábamos un chapuzón en algún lugar.

Por último, ropa interior, muchos calcetines, unas cuantas camisetas y pantalones de paseo y algún abrigo por si acaso.

En cuanto a complementos, no faltaron las gafas de sol, un chubasquero para la lluvia, repelente de mosquitos, crema solar y un neceser con artículos de aseo como jabón, champú, desodorante, pasta de dientes, cepillo… y todo lo que necesitaba de aseo.

También llevaba algunas guías turísticas de varias ciudades que visitaríamos para marcar qué ver cuando llegásemos a cada destino y saber un poco de historia del lugar. Aunque íbamos con guía, siempre me gusta tener mapas y guías de los lugares que visito.

¡Con esto ya tenía suficiente para iniciar mi primer viaje en bicicleta!

Algunas cosas que me faltaron

Aunque con todo lo que llevaba en la maleta tenía suficiente, cuando ya llegamos a Gante (después del primer recorrido en bici) detecté que me habían faltado algunas cosas fundamentales:

  1. Repelente de mosquitos. ¡No eché repelente de mosquitos! Y eso que en el listado de cosas importantes que me proporcionaron desde Otros Caminos venía especificado. Hay que tener en cuenta que dormimos en el barco, así que con la humedad de los canales hay muchos mosquitos. Así que nota importante: ¡hay que echar repelente de mosquitos!
  2. Una gorra. Son muchas las horas que se pasan encima de la bicicleta, por lo que es importante estar bien protegido del sol. Aunque nos echemos crema protectora continuamente, una gorra es muy importante para protegerse. Además, también protege de los mosquitos y bichitos del camino 😉
  3. Buena protección para el móvil. A mí que me gusta mucho hacer fotos y vídeos estuve continuamente cogiendo el móvil por el camino. Sin embargo no lo tenía bien protegido y en una de las veces el móvil cayó ¡OMG! «Suerte» que sólo fue la pantalla y el móvil seguía funcionando.

Consejos para viajar en bicicleta

No quisiera acabar sin compartir algunos de los consejos que considero más importantes para un viaje en bici.

En primer lugar, debes entrenarte con anterioridad. Incluso en rutas fáciles, nuestro cuerpo necesita adaptarse a pedalear y a la forma del sillín. No es necesario ser un ciclista experto, pero sí es recomendable coger unos días la bicicleta para acostumbrar al cuerpo.

Asimismo, es importante tener conocimientos básicos sobre la bici: cambio de cadenas, arreglo de pinchazos, ajuste de marchas… Y, en último lugar, lo más importante: ¡prepárate para disfrutar de la experiencia!

llegada a amsterdam viaje en bici

Deja una respuesta